Azure, el nuevo gran jugador de Microsoft

Al momento de elegir el siguiente tema para escribir en esta serie de artículos se me ocurrió hablar de Azure por muchas razones, pero la principal es el reto de saber si verdaderamente podría ser capaz de hablar acerca de lo que esta plataforma de cómputo en la nube tiene en este espacio. Así que comienza a leer y por favor no olvides escribirme por redes sociales si lo logré o no ¿Te parece bien?

Microsoft Azure es sin lugar a dudas el nuevo gran jugador de Microsoft, no solo en la nube sino en todo tipo de proyecto que requiera infraestructura para transacciones, almacenamiento, bases de datos, telemetría, análisis y un sinfín de necesidades que prácticamente toda buena aplicación requiere. Ahora, al considerar la opción de plataformas en la nube, el número de jugadores serios en el juego se reduce a poder contarlos con los dedos de una mano y quizá te salen sobrando uno o dos y es muy fácil explicar la razón, requieres de una infraestructura difícil de imaginar, servicios de comunicación y abastecimiento de energía que provengan de diferentes fuentes para evitar que se puedan caer en cualquier momento, por si eso no basta también debes considerar una legión de ingenieros y técnicos altamente preparados para su operación, reducido a lo esencial. La inversión es sumamente alta, de hecho, también lo son los riesgos de negocio.

Lo que he descubierto es que una vez participando como competidor serio no hay un límite que quieras alcanzar. A diferencia de una aplicación que pudo ser creada para determinado fin y que en el proceso fue capaz de cubrir no solo el objetivo principal sino un par extras de manera colateral pero que hasta ahí llegó, en el caso de una plataforma de nube, esta puede crecer y crecer sin detenerse dándole a sus usuarios dos enormes ventajas. La primera es la posibilidad de centralizar sus operaciones reduciendo de esta manera los costos de escalación en su organización. La segunda gran ventaja, los usuarios no deben esperar a “la siguiente versión” para obtener nuevos elementos y correcciones a los problemas que puedan suceder así que el ritmo es constante y con ocasionales sorpresas por nuevas implementaciones.

Este tipo de plataformas suelen dividirse en tres grandes segmentos que todos conocemos, PaaS, IaaS y SaaS, siendo este último segmento el de mayor demanda en los últimos tiempos, Netflix, Spotify y cualquier servicio de almacenamiento de archivos masivo son la prueba de esto y Azure tiene estos tres temas muy bien cubiertos, tanto que en dos años ha pasado de ser un visionario a un líder en los cuadrantes de Gartner para cada categoría y eso se refleja no solo en el crecimiento que ha tenido sino también en la adopción que ha generado en sectores de todo nivel.

Como buen producto relativamente nuevo, las dudas acerca de su vulnerabilidad, su disponibilidad y sobre todo el nuevo rol que los especialistas de infraestructura van a tener al respecto son omnipresentes en todo escenario, pero afortunadamente al momento de adoptar la plataforma se disipan rápidamente y mejor aún se preguntan con lo fácil que es hacer las cosas en Azure que otros nuevos procesos se pueden ir adoptando.

Así que una plataforma que apenas acaba de cumplir seis años en el mercado y que se ha posicionado como líder en este corto periodo de tiempo quizá vale la pena ser observada ¿no crees?

Si quieres conocer un poco más al respecto de Microsoft Azure te recomiendo que veas el siguiente video donde los detalles a nivel técnico comienzan a aparecer:
http://aka.ms/que_es_microsoftazure

Etiquetas