fbpx Software Defined Networking | SG Buzz

Software Defined Networking

Publicado en

Autor

¿Cuál es el resultado de que el hardware ceda el control de los procesos a los componentes que se encuentran en niveles superiores de sofisticación?, ¿cómo puede el software tomar un papel más estratégico en la redes sin comprometer la seguridad e integridad de la misma?

El Software Defined everything (SDx) se divide en varias ramas clave para entender a dónde va este concepto: Software Defined Storage, Software Defined Infrastrucure hasta el Software Defined Security y por supuesto, Software Defined Networks. Hablamos de una evolución tecnológica natural frente a un nuevo paradigma en la industria: capacidad de adaptabilidad de la infraestructura de red que genere valor al negocio, democratice el uso de la red y se tenga una administración descentralizada pero con una gran seguridad y estándares abiertos que no aten a los CIOs a un fabricante, tal y como había venido dándose. Debemos ser capaces de resolver los complejos retos a los que las empresas y organizaciones se están enfrentando y hacer de sus redes un activo estratégico de su negocio, no un gasto.

Desde la concepción y nacimiento de las redes informáticas, su evolución ha estado marcada tanto por la respuesta a una demanda en innovación y síntesis en los procesos, como a la de proveer una multiplicidad de prestaciones y valores a los procesos de negocio. Dada la complejidad pero alcance que han ido sumando generación tras generación, las redes informáticas forman parte de la funcionalidad crítica de casi cualquier industria de todos los sectores productivos existentes.

El surgimiento de tendencias tecnológicas como la virtualización y la migración a ambientes virtuales, Cloud Computing, patrones de tráfico en la red, BYOD y Wi-Fi de alta densidad para un número cada vez más grande de dispositivos dentro y fuera de las organizaciones, son solo algunos indicadores de que el paradigma de las redes informáticas tal cual lo conocemos hoy, necesita un cambio.

Para satisfacer este cambio de paradigma en las redes informáticas, han surgido diferentes propuestas, entre las que destacan las Redes Definidas por Software, o SDN. SDN es el resultado de más de seis años de trabajo de investigación, y en este tiempo se ha consolidado como una arquitectura lo suficientemente flexible y funcional como para permitir a los administradores de red gestionar y monitorear la infraestructura con una inversión de tiempo y recursos mínimos.

Sin embargo, a pesar de que SDN es capaz de resolver la mayoría de los problemas que plantean las redes actuales en su complejidad, el reto más grande que encaran hoy las empresas consiste en tener un acercamiento realista a esta arquitectura de forma rentable, sin tener que renovar totalmente su infraestructura y obteniendo un mayor control posible sobre la multiplicidad de funciones que exigen las nuevas redes, automatizándolas tanto como sea posible.

¿Por qué los CIOs se sienten tan atraídos por el SDN?, se debe a que esta arquitectura ofrece tres aspectos fundamentales que agregan valor a la red y la convierte en un activo estratégico para la red:

  1. Una administración mejorada que permita que las redes de las organizaciones evolucionen a la par de los nuevos modelos intensivos de cómputo, tráfico y densidad; en adición a estándares abiertos que no atan a los clientes a un solo fabricante.

  2. Un esquema ágil en el cual es posible que la red se modifique de manera automática para cumplir con las exigencias de los cambios, ya que las redes basadas en SDN son por mucho, más flexibles que las administradas de forma tradicional.

  3. Una disminución sustancial en los costos operativos. Automatizar funciones de la red permite esta disminución al mismo tiempo que mejora y aumenta la productividad del área de TI.

SDN con estándares abiertos

Desplegar una nueva aplicación SDN en una red existente, regularmente es una tarea algo compleja. Las soluciones de SDN con estándares abiertos permiten a los clientes contar con estos servicios sin importar quien los provea. Un ejemplo es el ecosistema abierto que Extreme Networks propone, al no sólo estar probado en diferentes condiciones, sino que abre la puerta a nuevas aplicaciones que estén siendo desarrolladas con estándares OpenDaylight.

Una plataforma de SDN debe ser simple, rápida e inteligente; que pueda integrarse fácilmente a diferentes equipos y software de otros fabricantes y no debe intentar amarrar al cliente con estándares cerrados que con el tiempo, serán caros y poco escalables.

Plataformas basadas en estos conceptos, buscan hacer más ágil la compatibilidad en infraestructuras multi-fabricante con estándares OpenFlow standard y otras API abiertas. El resultado es simple: una plataforma sin las limitaciones que comúnmente se encuentran en otros modelos SDN en el mercado, muchos de ellos, no son aplicables y obligan a las organizaciones a atarse a un mismo fabricante.

Implementar una arquitectura de SDN de código abierto, permite a cada cliente evolucionar su red conforme a sus propias necesidades de seguridad, al ritmo que la complejidad y el tamaño de la organización lo permitan y desde luego, siendo congruentes y realistas con los presupuestos asignados.

Bio

Carlos Perea es Vicepresidente de Ventas para Latinoamérica de Extreme Networks