fbpx Blockchain: Tres errores comunes | SG Buzz

Blockchain: Tres errores comunes

Publicado en

Autor

Es cierto que el blockchain tiene un gran potencial, pero eso no significa que debamos ceder completamente ante el entusiasmo y pensar que el blockchain será la respuesta para todo.

Después de revisar diversos proyectos de blockchain y las razones por las que se eligió blockchain, considero de gran importancia aclarar tres puntos clave sobre los que creo que hay bastante confusión. Comencemos ...

El blockchain no garantiza la verdad

Existe gran entusiasmo alrededor de cómo se puede utilizar el blockchain para rastrear cadenas de suministro. Una de las historias más citadas es la del uso del blockchain para rastrear diamantes. En 2015, Leanne Kemp fundó Everledger, un registro digital global de diamantes. Basándose en el proyecto Hyperledger de la Linux Foundation, Everledger utiliza blockchain como bitácora inmutable para registrar la procedencia y calidad de los diamantes. Tal seguimiento es importante, por ejemplo, para evitar que diamantes obtenidos en zonas de guerra sean insertados en la cadena de suministro.

Rastrear la procedencia y movimiento a través de un proceso distribuido con muchos intermediarios suena como un buen caso de uso para el blockchain y posiblemente sí lo sea. Sin embargo, vale la pena recordar que el blockchain por sí mismo no garantiza que la información en el blockchain sea cierta. El blockchain hace que sea prácticamente imposible alterarla una vez que ha sido agregada, pero el proveedor original puede falsificar información, o más adelante en la cadena de suministro dos partes pueden coludirse para falsificar una transacción, y el blockchain no servirá de mucho en este caso.

La tecnología no es el problema

No es difícil encontrar ejemplos de información que es almacenada de forma ineficiente. Incluso sucede con información pública que debe ser fácilmente accedida. Por ejemplo, si vamos a una oficina de registro de propiedad pública y vemos todo el papeleo, firmas y tiempo que se necesitan para hacer cualquier trámite seguramente concluiremos en que este ámbito se beneficiaría significativamente del uso de una tecnología como el blockchain.

Sin embargo, vale la pena cuestionarnos si realmente el problema es la falta de tecnología. ¿No será en realidad una falta de voluntad para cambiar las cosas? No es como si el gobierno careciera de las herramientas tecnológicas para establecer una base de datos canónica de propiedades a nivel federal. En realidad, el problema no es la tecnología; el verdadero problema es la falta de voluntad (o liderazgo) para cambiar las cosas. Es cierto que la supuesta mayor transparencia y descentralización inherente al blockchain puede ser atractiva para un caso como el mencionado. Pero, aunque el blockchain sea una tecnologías más adecuada que otras, no debemos asumir que la tecnología nos resolverá problemas humanos, culturales o políticos.

Fallas de cobertura en contratos

En estrecha relación con el blockchain está el concepto de los contratos inteligentes. La idea detrás de estos es que puedes codificar un contrato que realice una acción en base a un conjunto de eventos o condiciones. Por ejemplo, la entrega de un producto podría disparar un pago así como órdenes a los proveedores para reabastecerlo.

Mucho del entusiasmo alrededor de los contratos inteligentes surge de la idea de que al ser expresados en código, se ejecutan automáticamente y sin necesidad de intermediarios. Esto es bueno, pero debemos recordar que el código acostumbra tener bugs y que incluso los contratos escritos por los abogados más experimentados pueden tener ambigüedades y no tomar en cuenta casos atípicos (edge cases). Vivimos en un mundo de sistemas legales que tiene cierta tolerancia o capacidad de recuperación a ambigüedades y pequeños errores técnicos. Solo porque usemos blockchain no se eliminarán las ambigüedades ni la necesidad de echar para atrás una transacción.

Tal como recientemente comentó un representante de la firma de abogados Norton Rose Fulbright: “Aunque los contratos inteligentes tienen el potencial de proveer grandes beneficios en cuestión de reducir costos de transacción y aumentar la seguridad, siempre es posible que surjan disputas. De hecho, la intersección entre la ley de contratos y el software crea nuevas áreas potenciales para disputa”.

Existen muchas razones para creer que el blockchain se convertirá en un componente importante de infraestructura utilizado en diversas industrias más allá de los servicios financieros y las criptomonedas. Habiendo dicho eso, debemos recordar que no todo son problemas técnicos y que incluso no todos los problemas técnicos se resuelven con el blockchain.

Bio

Gordon Haff es Evangelista de Tecnología en Red Hat.