fbpx ¿Donde está el Talento? | SG Buzz

¿Donde está el Talento?

Publicado en

Nota del editor: El presente artículo fue originalmente publicado por Erick en su blog y lo hemos retomado con su permiso para publicarlo en esta edición de SG.

En cualquier charla con personas del medio de TI, tarde o temprano saldrá el tema de lo complicado que es encontrar “recursos competentes” en el área de desarrollo. En otras palabras, es difícil encontrar programadores buenos, lo que no quiere decir que no existan. En México el talento no escasea. Hay muy buenos programadores y, a diferencia de otras profesiones, no solemos buscar salir al extranjero. Así que en teoría hay una buena base con cual trabajar.

¿Pero dónde están esas perlas? Pues primero empezaré por decir donde no están: buscando trabajo. Seamos sinceros, los buenos programadores están, pues, programando. Dado que hay mucha demanda, seguro están ganando buen dinero y/o en un empleo que les satisface. Así que aquí va la primera mala noticia para los reclutadores: no van a leer tu anuncio en la bolsa de empleo. De hecho, si han aprendido como yo, a la mala, ni por curiosidad mirarán las ofertas de esas bolsas.

No importa cuantos anuncios con un “Urge” pongan, de esa forma no lograrán atraerlos. No importa cuantos mails pidiendo CVs envíen, tampoco lo lograrán. Esas técnicas de spam sirven para conseguir otro tipo de profesionistas pero a los programadores no les atraen. Si no están buscando trabajo, no les importa que a ti te urja un desarrollador, o que necesites que llenen un CV con el formato de tu empresa para facilitarte el trabajo. Así que de entrada, hay que esforzarse más para conseguir a un buen programador.

¿Dónde sí están? Los buenos programadores están … con otros programadores. A continuación doy algunos ejemplos.

En reuniones de programadores

Las reuniones de programadores reúnen a gente con intereses similares para hablar de temas en torno a la programación. Una constante que he observado en reuniones en varias partes del mundo es que la gente que suele asistir a ellas son de muy buen nivel. Esto resulta obvio, cuando te das cuenta que estás hablando de gente que trabaja al menos 8 horas diarias programando y aún así se reúne después del trabajo o en fines de semana para hablar sobre cómo programar. Así que debe de encantarle lo que hace (otra opción es que lo dejó la novia y no tenía nada que hacer) y si te encanta lo que haces, sueles volverte bueno en ello.

Así que asiste a estas reuniones, pero sin tu playera de reclutador. Asiste como participante, habla con ellos, conócelos. Nosotros desconfiamos de quien llega a ofrecer empleo sin más. Hay varias estrategias que funcionan, como por ejemplo patrocinar las cervezas o llevar libros para rifar. Eso derribará la primer barrera y podrás hablar sobre lo que necesitas. Es más, si puedes llevar a programadores de tu empresa a exponer cosas técnicas, mucho mejor. De esta forma estás demostrando que en tu empresa valoran el talento y fomentan que su personal se vincule con otros colegas.

En congresos

Caso similar al arriba citado, pero con una gran diferencia. Los congresos cuestan, ya sea simplemente la entrada, ya sea faltar unos días al trabajo o desplazarte hasta ellos. En países como México, las empresas no le pagan eso a los empleados; así que normalmente verás que los programadores de su propia bolsa se pagan todo el show y hasta pierden días de vacaciones para asistir. Si tienes presencia en un congreso como patrocinador, esto es muy bien visto por los programadores. Nos damos cuenta que tienes un interés por este tipo de eventos y que a lo mejor no amenazas con despedir a tus empleados si asisten a ellos (lo que en países latinos ya es ganancia).

En foros de programación

¿Conoces javamexico, javahispano, stackoverflow, programming reddit, etc? Estos sitios están llenos de buenos programadores ayudando y colaborando entre sí. Las comunidades juegan un importante rol en la vida de un programador, quienes las mantienen con sus contribuciones en forma de artículos, respuestas a preguntas de foros, son gente de buen nivel. ¿Por qué? Porque lo que escribas ahí estará bajo el escrutinio de miles de programadores. Así que o tiene sentido lo que pones o te comen vivo a la primera tontería que digas, este miedo a la humillación pública resulta un importante filtro de talento en estas comunidades.

Estos lugares sirven para detectar a gente buena, pero no tanto para hablar con ellos. No hay nada peor que un anuncio de “URGE desarrollador .NET” en un foro de programación, es ponerte la soga al cuello. En javaHispano en cambio, hemos colaborado con empresas a llegar a los programadores de la comunidad de forma más amigable. Por ejemplo, haciendo concursos de programación (la JavaCup) donde se dan premios en efectivo patrocinados por empresas que quieren contactar al talento habitual en esa comunidad. Así que va la misma lección: tienes que aportar algo y dejar ver que te interesa el talento para que te hagan caso. Software Guru también tiene iniciativas similares.

En proyectos open source

Muy parecido al caso anterior pero aún más extremo. Cuando un programador colabora a un proyecto open source, no sólo es su opinión o conocimiento el que se pone a prueba, es su posesión más valiosa: su código. Está exponiendo el producto de su talento, de una forma tal que no caben ni comentarios, ni poses. Así que aquellos que colaboran con estos proyectos, por el simple hecho de hacerlo, han mejorado su nivel de programación. Estos proyectos open source son una gran ventana al pool de talento. Así que una buena opción es mirar en los sitios de repositorios de código como github y bitbucket que han indexado todos esos proyectos y te dan acceso a los datos agregados de los mismos.

¿Cómo contactas a programadores en estos proyectos? La opción más viable es que si necesitas gente que conozca de cierta tecnología, digamos una librería, pues contacta a los responsables de esa librería. La mayoría de los colaboradores open source lo hacen por necesidad (está usando ese proyecto) o por gusto. Así que si les ofreces un trabajo donde parte del trabajo será seguir manteniendo y creciendo su proyecto open source, lo ven con buenos ojos. Alguien les pagará por algo que están haciendo de a gratis.

Encerrados en el piso más escondido de las grandes empresas

No todos los buenos programadores asisten a las reuniones, ni van a congresos, ni colaboran con proyectos open source. Muchos están muy ocupados sacando la nueva versión del sistema core de un Banco o programando la última versión de un sistema CAD 3D para una empresa extranjera. Estos son los más difíciles de detectar porque no salen al sol muchas veces. Para estos casos, lo más fácil es asumir que detrás de todo buen sistema hay programadores buenos e intentar detectarlos.

Siempre que veo algo bien hecho, desde un sitio de un banco estable y funcional, hasta un producto de mesa de regalos en una tienda departamental que funciona bien; asumo que hay un buen programar detrás. Pregunta por ellos, ¿quién creó el menú para cambiar de sección en el módulo de edición impresa en la aplicación de iPhone del periódico Reforma? ¿Quién diseñó el sistema de SPEI que procesa millones de transacciones al día? A esos son a los que quiero conocer.

Así que no pongas anuncios en bolsas de empleo, no pongas un anuncio en un foro con la palabra URGE (así en mayúsculas). A los buenos programadores no les importa eso. Dedícate a detectarlos, a hablar con ellos. Una vez hecho esto, no todo está servido. Falta convencerlos de que dejen a su actual empresa, falta corroborar que estos programadores puedan desempeñar un buen papel en tu equipo, falta ver si realmente tendrán el nivel necesario.

Lo que estoy tratando de decir es que si quieres encontrar al talento, te tiene que importar el talento. No les faltes al respeto con spam enviando un formulario para que te lo llenen, o con llamadas al celular para pedirle su sueldo actual (los dos casos me ha pasado). Primero tienes que participar en su mundo y demostrar que te interesa, de esa forma te aceptarán una charla sobre un posible empleo.

Bio

Erick Camacho es CTO en Nubleer Media. Cuenta con amplia experiencia en la arquitectura de aplicaciones JEE así como el desarrollo de aplicaciones nativas para iOS. Erick es Maestro en Tecnologías de la Información con especialidad en Ingeniería de Software por la Universitat Politècnica de Catalunya.