fbpx Incluyamos a las Mujeres | SG Buzz

Incluyamos a las Mujeres

Publicado en

Durante los 10 años que llevo trabajando como ingeniero de software en México y Estados Unidos, un común denominador en los proyectos en que he participado es que soy la única mujer en el equipo de desarrollo. Muchas empresas no se dan cuenta de lo importante que es tener un equipo de trabajo incluyente, especialmente cuando se están creando productos que serán utilizados por una gran diversidad de personas. Las empresas deben buscar que su equipo refleje las distintas formas de pensar de sus consumidores, sobre todo se debe crear un ambiente laboral donde todas las ideas se escuchen, valoren y se tomen en consideración. Tener mujeres en el equipo de trabajo, no es solo necesario por equidad de género, sino que es fundamental cuando se desean generar las mejores ideas y que se reflejen en la calidad de los productos que las empresas producen.

Desafortunadamente, encontrar este balance de género no es una tarea nada sencilla, porque es muy difícil encontrar talento femenino. El mundo de la tecnología puede ser un ambiente hostil para las mujeres por cuestiones culturales, machismo y sobre todo porque es un terreno totalmente dominado por hombres. Esto causa que muchas mujeres se sientan inseguras ya que para poder sobresalir se tiene que esforzar aún más, y muchas veces por la misma condición de ser mujer no se valora su trabajo o sus conocimientos como se hace con un hombre. De ahí que la mayoría de las mujeres en esta industria sufran del “síndrome del impostor”, que les provoca tener expectativas demasiado altas respecto a ellas mismas y baja autoestima. Se ha comprobado que las mujeres ganan menos que los hombres en esta industria, solo por el simple hecho de que fallan al negociar por la falta de confianza en sí mismas.

También las mujeres suelen ser bastante cautelosas cuando se trata de cambiar de empleo —especialmente si se han tenido malas experiencias en el proceso de reclutamiento— y un buen número toma mucho tiempo para decidirse a cambiar de empleo y buscar mejores oportunidades. El problema con el proceso de reclutamiento, es que varias de las entrevistas técnicas están diseñadas para probar de una forma muy rápida qué tan “inteligente” es el candidato o candidata. Este tipo de entrevistas, casi siempre hacen fallar a las mujeres. El no poder programar un algoritmo que nunca se utiliza en la vida profesional en 15 minutos sin consultar en Internet, no significa que el candidato no es apto para el puesto.

La inclusión de las mujeres se está convirtiendo en un tema muy importante y cada vez vemos más iniciativas que buscan tener una fuerza laboral diversificada. Algunas empresas están verdaderamente preocupadas por la falta de mujeres en sus equipos de desarrollo. Etsy es un gran ejemplo, ellos se han dado a la tarea de contratar diversidad, particularmente diversidad de género. 80% de los usuarios de Etsy son mujeres, lo que demuestra que la inclusión debe ser una prioridad, además, una de las iniciativas que lanzaron es un programa de becas para mujeres ingenieras. Este programa fue muy exitoso para ellos y lograron incrementar 500% el número de mujeres ingenieras en su equipo. Google también ha realizado esfuerzos en el tema de inclusión y ha creado una gran iniciativa llamada “Made with Code” que trata de reducir la disparidad de género, esta iniciativa destinará 50 millones de dólares a incrementar el número de mujeres programadoras en los próximos tres años. Google confía en que ésta iniciativa ayudará a que más adolescentes y mujeres jóvenes se interesen por el campo de la programación y desarrollo de tecnologías.

También las mujeres desarrolladoras se han organizado en grupos y se apoyan mutuamente. Un ejemplo es DevChix, un grupo super diverso de mujeres programadoras de todos los niveles de experiencia, en donde se puede hablar libremente de todo tipo de temas técnicos, se ofrecen tutorías y cuentan con bolsa de trabajo. En México ya también se están formando grupos como estos, un ejemplo es @CodificadasMx.

Muchas empresas que están interesadas en contratar mujeres desarrolladoras no tienen éxito, y a veces se preguntan cómo pueden solucionar este problema. Lo mejor es empezar lo más temprano posible, algunas empresas no se preocupan de la equidad de género hasta que ya es demasiado tarde. Es mucho más difícil que una mujer se una a un equipo de 20 hombres que a un equipo de menos de 10 personas.

Otro de los grandes errores de muchas empresas es que cuando crean sus ofertas de trabajo, incluyen palabras como “rockstar”, “ninja”, “jedi”, etc., que son términos muy comunes en la cultura geek, pero que son términos que excluyen totalmente a las mujeres. El uso de estos términos puede implicar que se tiene la expectativa de un nivel de experiencia muy alta. Hay un gran número de programadoras muy talentosas, que no se sienten con la confianza necesaria en sus habilidades, aunque tengan la capacidad requerida. Y el solo uso de esta terminología está causando que tal vez una excelente candidata desista.

Otro error común es incluir prestaciones que son totalmente orientadas para atraer talento masculino, como pueden ser “full bar”, “cerveza y pizza todas las noches”, “mesa de billar”, etc. Este tipo de incentivos hacen parecer a la empresa como si tuviera una cultura de “club de Toby”. Empresas como Google que se caracterizan por ofrecer los más ridículos incentivos a sus empleados, además de “full bar”, también ofrecen “servicio de guardería”, “gimnasio”, “masajes”, “yoga”, entre otros; prestaciones mucho más atractivas para cualquier género.

Es muy recomendable que cuando se inicie el proceso de reclutamiento, alguna mujer del equipo participe en las entrevistas. Es intimidante ser entrevistada sólo por hombres, y más si se tiene que entrevistar con un grupo grande de personas. El tener diversidad en el primer contacto con los candidatos y candidatas, muestra a la empresa diversa e incluyente, y los aspirantes tienden a relajarse y mostrarse más seguros de sí mismos.

A pesar de la gran disparidad, es un gran momento para las mujeres de trabajar en el mundo de la tecnología porque está evolucionando constantemente, haciéndolo mucho más interesante y divertido. Un gran beneficio de trabajar en este rubro es que puedes aplicar tus conocimientos en industrias que te apasionen. Por ejemplo si tu gran pasión es la moda, música, cine, bienes raíces, salud, entre muchas otras industrias, hay un gran campo laboral en todas ellas.

Otra de las grandes ventajas de trabajar en empresas tecnológicas es que hay una gran oportunidad de crecimiento laboral, compañías que empiezan desde cero el día de hoy, el día de mañana se pueden transformar en grandes empresas. La alta demanda de programadores también ha beneficiado para que los salarios se hayan disparado; en la actualidad desarrolladores de aplicaciones móviles pueden ganar más de lo que ganaba un CEO de una empresa hace 10 años, por ejemplo. Y la demanda laboral seguirá creciendo en el futuro inmediato. El departamento de trabajo de Estados Unidos calcula que para el año 2020 habrá más de 1.4 millones de trabajos relacionados con el campo de tecnologías de la información, pero al paso que vamos, solo se podrán cubrir un 30% de estos puestos con universitarios estadounidenses. Lo que abre la puerta a talento de muchos países, incluyendo México.

Bio

Raquel Hernández es co-fundadora y Co-CTO de Glimpse, una aplicación móvil de citas que conecta usuarios de Instagram. Es Licenciada en Matemáticas Aplicadas y Computación por la UNAM. Desde 2007 radica en Nueva York, donde ha tenido un rol integral en el desarrollo de diferentes startups y empresas de gran escala.