fbpx Integración de finanzas y tecnología | SG Buzz

Integración de finanzas y tecnología

Publicado en

Fintech es un concepto que surge a partir de la unión de las palabras finanzas y tecnología, y consiste en un fenómeno relativamente reciente de empresas que tratan de cambiar la industria financiera a través de la incursión de soluciones online para los procesos financieros.

La tecnología financiera presenta diversas ventajas frente al sistema financiero tradicional: bajos costos, comisiones menores y acceso fácil (siempre y cuando se cuente con Internet). Esto explica el explosivo crecimiento de numerosas startups, sin embargo son los millennials quienes han impulsado este crecimiento debido a su predilección por el uso de tecnologías en operaciones financieras, incluyendo las bancarias.

El sector financiero tradicional poco a poco ha ido reconociendo la necesidad de cambiar sus procesos a un ámbito más tecnológico reconociendo las ventajas que conlleva dicho cambio. En Europa, la creatividad y arrojo de las startups permite un desarrollo más acelerado, sin embargo, en América Latina y el Caribe se encuentra el terreno más fértil para estas empresas.

México tiene potencial para convertirse en un líder del sistema financiero global, siempre y cuando se determine a resolver los desafíos que conlleva esta transformación: colaboración del sector financiero tradicional y una regulación que brinde reglas a las empresas y proteja a los usuarios.

En la actualidad, sólo dos bancos utilizan los servicios de una fintech ya que la mayor parte de sus inversiones se canaliza a la banca móvil o en renovar sus instalaciones. La urgencia para llevar a cabo esta integración recae, principalmente en las startups y el gobierno que requiere ordenar este sector.

A través de la regulación se podrá dar un crecimiento y fortalecimiento a este sector para mantener de forma equilibrada todas las ramas del fintech. Uno de los principios básicos de la Ley Fintech radicará en regular cada sector de acuerdo con el servicio que presta y los riesgos inherentes a cada actividad. De acuerdo a la propuesta de ley sobre fintech, existen cuatro vertientes: financiamiento colectivo (crowdfunding), activos digitales, dinero electrónico y plataformas innovadoras.

No obstante, a pesar de la regulación gubernamental, el sector financiero necesita colaborar. Dicho ecosistema requiere refrescar y agilizar los modelos de negocio para que los usuarios se sumen más fácilmente a los procesos económicos del país. No hay que olvidar que en México, sólo el 68% de los adultos tiene un producto financiero (cifras de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera), no obstante, de esa cifra, el 92% prefiere pagar en efectivo cuando realiza alguna compra. Esto se debe, principalmente, a una percepción de desconfianza por la seguridad de su información y a sentir que es complicado su uso, especialmente en compras online.

En este contexto están surgiendo empresas mexicanas de tecnología enfocadas en soluciones de pagos digitales, producto de una fuerte necesidad en el sector financiero en este ámbito, y que están creando herramientas y sistemas para la recepción de pagos en línea con base en innovaciones tecnológicas de primer nivel.

A pesar de los esfuerzos de estas startups, el camino para la integración financiera en nuestro país aún es largo. El verdadero desafío para las políticas públicas y las empresas que han incursionado en el negocio electrónico se encuentra en crear oportunidades para la población que reflejen la apertura y accesibilidad de la red, y al mismo tiempo desarrollar las bases de una cultura financiera que beneficie a los consumidores y les de las herramientas necesarias para tomar decisiones de compra.

Por otro lado, mientras las instituciones financieras tradicionales y el gobierno esperan o tratan de avanzar, las startups fintech no se detienen y continúan innovando con la finalidad de sumar más y más mexicanos a la economía digital del presente.

 

Bio

Héctor Cárdenas es Co-Fundador y CEO de Conekta.