fbpx La Práctica Adecuada hace al Joven Maestro | SG Buzz

La Práctica Adecuada hace al Joven Maestro

Publicado en

Seguramente habrán escuchado frases como: “¡cuento con 40 años de experiencia!”, comentadas con el propósito de sugerir que alguien con menos años no está en el mismo nivel, pues se cree que el tiempo es lo que distingue entre un joven “Padawan” y un buen “Jedi”. Pero esto no es precisamente una verdad absoluta. Por ejemplo, podemos presenciar a 2 jugadores de ajedrez, un veterano con 20 años en la materia y otro con 5 años en su haber, lo que aparentaría ser una desventaja en el tablero. Sin embargo la diferencia en su habilidad como jugador es prácticamente nula. ¿Es esto posible?, ¡seguro que sí!

Hay quien diría que es obra de la casualidad encontrar a profesionales en toda la extensión de la palabra con relativa poca experiencia, pero no es así, no hay nada mágico. Así pues la creencia de que la experiencia solo se obtiene con los años parece ser un error de concepto que contrasta con la realidad, dado que una acción fundamental para la experiencia no está solo en el paso del tiempo si no en practicar. Pero no todas las prácticas devuelven resultados que valgan la pena, se requiere practicar escenarios concretos que generen enseñanzas de valor, con la finalidad de incrementar las posibilidades de lograr aciertos al momento de tomar decisiones.

Un futbolista de elite, practica las habilidades que necesita afinar; un jugador semi-profesional en contraste, practica las habilidades que ya domina. Mientras que los jugadores “llaneros” tienden a pasar gran parte del tiempo de juego socializando. Pon a los tres a practicar el mismo intervalo de tiempo y obtendrás diferentes resultados puesto que cada uno practicó de un modo distinto. Usar el tiempo sabiamente, adicional al cómo practicar es lo que logrará mejores resultados. Cuando Jimy Hendrix apareció en la escena musical se creía que su habilidad seria insuperable.

Hoy día muchas bandas de garage tienen guitarristas con incluso mejores destrezas (esto por supuesto no demerita el lugar de Hendrix en la historia). Lo mismo sucede en los negocios, los deportes, la política o la programación: se trata de practicar, pero no todo el día, si no el tiempo correcto y en lo que es fundamental. Me refiero a que, es más importante el recibir constante e inmediata retroalimentación que guíe nuestro desempeño, a estar practicando sin estar seguros de que lo que hacemos nos traerá buenos resultados. Tal vez para cuando te enteres del “cómo vas” será algo tarde. Un modelo de práctica notable lo encontramos en el ajedrez, donde los jugadores con miras a volverse profesionales pasan unas cuatro horas comparando sus jugadas con aquellas publicadas de los mejores jugadores en el mundo.

El jugador principiante ejecuta su mejor movimiento y luego lo compara con lo que hizo el experto. Cuando el movimiento del principiante es distinto al del experto, el principiante toma una pausa para analizar y determinar qué es lo que no vio (aquí es muy importante el analizar, no se trata de copiar, si no de aprender a entender el porqué del experto). Como resultado de compararse así mismo con el mejor jugador, este principiante mejora sus habilidades muchísimo más rápido de lo que le tomaría el esperar que la vida le presente el escenario adecuado o simplemente al practicar de otra manera. Las personas aprenden rápido cuando por retroalimentación descubren donde están fallando y por su puesto, de sus propios aciertos (y errores) en la vida. Aquí la diferencia radica en que una tomará menos tiempo. Algo así como ser un profesional con habilidades en “concentrado” o “diluido”.

Ayuda a tu equipo. Ayuda a aquellos jóvenes a desarrollar sus habilidades lo más rápido posible y de la mejor manera. Comparte con ellos el porqué de tus decisiones, y trabaja con ellos escenarios concretos que permitan que tu equipo sea capaz de aprovechar esas habilidades en el trabajo. Muchos de nosotros no vamos como el llanero solitario, siempre trabajamos en equipo, y estoy seguro de que nuestro trabajo será mejor si contamos con buenas prácticas.

Bio

Adalberto Gonzalez Ayala es consultor Six Sigma Black Belt en Softtek. Entre sus funciones se encuentra el mentoreo y ejecución de mejoras de negocio para proyectos especiales. adalberto.gonzalez@softtek.com