fbpx La Revolución del Open Source. | SG Buzz

La Revolución del Open Source.

Publicado en

El mundo que hoy conocemos es resultado de un proceso histórico en el que han participado innumerables agentes de muy diversa índole. Muchas de las condiciones sociales, económicas, políticas y culturales que vivimos hoy día, tomaron su lugar a través de radicales procesos de cambio en los que las masas fueron siempre la principal fuerza de empuje, es decir, a través de revoluciones.

La aparición de las computadoras representa, sin duda alguna, un parte aguas en la historia tecnológica de la humanidad. El nacimiento de Internet trajo consigo el desarrollo del correo electrónico, la World Wide Web y otros medios que se convirtieron en el hábitat de una nueva forma de comunidades, las comunidades digitales. La red de redes hizo posible la convergencia en tiempo y espacio de personas de todo el mundo alrededor de un interés común. No es difícil imaginar que fueron justamente las comunidades interesadas en las computadoras las primeras que florecieron con mayor ímpetu. Sus miembros descubrieron rápidamente que podían compartir sus experiencias, encontrar retroalimentación y solución a sus problemas. Ese fue el inicio de lo que hoy es uno de los movimientos colaborativos más trascendentes de la historia, el desarrollo de software open source.

Este modelo de desarrollo distribuye aplicaciones bajo un esquema altamente revolucionario; permite a todo mundo tener acceso al código fuente, modificarlo y redistribuirlo. No es necesario pagar una licencia por usarlo, corre en las más amplia variedad de hardware, incluso en el que resulta inservible para muchas aplicaciones propietarias. Es sorprendente la cantidad de cosas que pueden hacer con Linux y una vieja PC 486, por ejemplo.

La idea central del open source es: “aprende, genera conocimiento, y comparte”. Esta filosofía es el motor de una revolución que ha generado auténticos ejércitos de voluntarios con diferentes habilidades técnicas, dispuestos a aportar su experiencia con el único fin de realizar una proeza tecnológica destinada a resolver problemas comunes. Estos esfuerzos han resultado en miles de aplicaciones de fuente abierta, decenas de ellas extraordinariamente exitosas, como el servidor web Apache, el servidor de correo Sendmail, el sistema operativo Linux, el ambiente gráfico GNOME, el navegador Mozilla, la suite de productividad Openoffice, y una numerosa lista de herramientas de desarrollo, editores, compiladores, y lenguajes de programación, por mencionar sólo algunas.

La comunidad se compone de gente con una increíble diversidad de perfiles: jóvenes entusiastas, estudiantes, profesores, especialistas en las distintas áreas de las ciencias de la computación, investigadores, etc. Cientos de personas talentosas pueden leer, modificar y redistribuir el código de una aplicación, lo cual se convierte en un proceso evolutivo que provee una invaluable fuente de innovación.

El crecimiento de la comunidad mundial que desarrolla software de fuente abierta ha sido verdaderamente sorprendente en los últimos años. La cantidad de conocimiento que se ha generado es abrumadora, de hecho, son algunas de estas comunidades las que han provocado radicales cambios en las herramientas y metodologías que actualmente se usan en la industria de TI. El impacto del trabajo de estas comunidades es visible en casos como la World Wide Web, tecnología que impulsaron intensamente en todas sus aspectos. Apoyaron el desarrollo del protocolo sobre el que funciona, desarrollaron el servidor web más popular del mundo —de acuerdo a una encuesta publicada por Netcraft, casi 70% de los sitios web utilizan Apache—, y participaron activamente en el desarrollo de navegadores web desde sus más remotos días, hasta el navegador más seguro, eficiente y funcional hoy día, Mozilla Firefox.

Linux, la Estrella

Linux es un sistema operativo open source que ha tenido un gran éxito, de hecho, es el sistema operativo con mayor crecimiento en los últimos años. Una de las primeras áreas de penetración de Linux fue el segmento de servidores. En el pasado, los sistemas Unix corrían en hardware muy especializado y en consecuencia muy costoso, a lo que había que sumar el costo de las licencias, resultando en precios extremadamente elevados. En cambio, Linux brinda la confiabilidad y capacidad de Unix sobre la popular y accesible arquitectura Intel. Ted Schadler, de Forrester Research, publicó en 2003 un estudio titulado “The Linux Tipping Point”, en el que afirma: “Linux sobre arquitecturas Intel es más que suficiente para la carga de trabajo de la mayoría de las empresas hoy en día”.

Sin embargo, Linux no se ha limitado al segmento de servidores, sino que ha sacudido todos los sectores del mundo tecnológico, desde los grandes mainframes hasta los teléfonos celulares. La principal ventaja que visualizan las empresas que lo utilizan no es necesariamente la disminución de costos o lo robusto de la plataforma, sino la facilidad y rapidez con que los desarrolladores pueden adaptar las aplicaciones a las necesidades de los consumidores.

Las compañías más grandes de TI están adoptando Linux como plataforma tecnológica para ofrecer sus productos. IBM actualmente corre Linux en toda su línea de mainframes y tiene un extenso catálogo de soluciones que corren sobre este sistema operativo, de esta manera pueden concentrarse más en innovar y ofrecer soluciones especializadas que en proveer la base tecnológica. Novell adquirió hace algunos meses dos de las compañías más emblemáticas del open source como parte de su acelerada adopción de Linux para base de su oferta.,

Un caso muy interesante en el que aún estamos por ver el climax, es el de dispositivos electrónicos de uso diario. La empresa “Empower Technologies Corporation”, con sede en British Columbia, Canadá, ofrece soluciones para desarrollo de software a este mercado. Actualmente la mayoría de estos dispositivos pueden ser manufacturados en grandes volúmenes a precios increíblemente bajos, sin embargo, el software que les da vida no es necesariamente barato, además de tener una oferta bastante acotada. Linux y las aplicaciones de fuente abierta ofrecen soluciones mucho más flexibles, con costos significativamente menores y una oferta más rica en términos de diversidad.

Actualmente son incontables los ambientes de producción que usan solamente software de fuente abierta. Existen soluciones que proveen las aplicaciones básicas para una institución o empresa, sistemas operativos, servidor de correo, manejadores de contenido web, servidor de red, ambientes de escritorio, aplicaciones de productividad, etc. En cada uno de estos rubros existe más de una alternativa de estabilidad probada. Además, no sólo están disponibles las aplicaciones, sino igual de importante es el espíritu de cooperación y el modus operandi de estas comunidades (canales de chat, foros, listas de correo, FAQs) que le dan un importantísimo plus a esta tecnología, ya que siempre será posible encontrar ayuda y una numerosa cantidad de experiencias en las que con seguridad podemos hallar respuesta a casi cualquier escenario en el que podamos vernos envueltos al trabajar con software de fuente abierta. A manera de ejemplo, pensemos en un servidor de impresión y archivos para un ambiente heterogéneo compuesto por máquinas con diferentes sistemas operativos. Hay toneladas de información en Internet, canales de chat y listas de correo donde le ayudarán a implementar un servidor muy robusto y resolver los problemas que pueda encontrar en el camino.

Esto resulta especialmente útil para las pequeñas empresas que requieren soluciones confiables, escalables y de bajo costo que puedan proveerlas de las herramientas tecnológicas que les permitan ser más competitivas.

Gobiernos

Uno de los nichos de adopción del open source más interesantes son las instituciones de gobierno. Este nicho llama la atención primero por su volumen y segundo por el impacto en las comunidades gobernadas. El software de fuente abierta pertenece a la comunidad, no hay una compañía que imponga sus estándares comerciales y tecnológicos, y el ahorro solamente en licencias es del orden de millones de dólares, sin mencionar el ahorro en hardware.

El enfoque y nivel de adopción es diferente, pero las historias de gobiernos usando software de fuente abierta son abundantes en todo el mundo, desde Alaska hasta la Patagonia y desde la península ibérica hasta el continente asiático. El estado de Nebraska, en los Estados Unidos, que emplea cerca de 18,000 personas en su división de servicios de información, decidió adoptar Linux con objeto de mejorar los servicios de e-government y reducir costos. IBM provee soluciones basadas en Linux a gran escala, entre sus clientes más destacados figuran agencias de gobierno en México, Estados Unidos, España, Francia y Reino Unido.

Open Source en el Mundo Corporativo

Quizás la aportación más trascendente del open source es el papel en el que está metiendo a las aplicaciones básicas que corren en una computadora, al ponerlas a disposición de todo mundo, está convirtiendo al software en un bien de uso colectivo, como lo son las carreteras, al agua potable, los minerales, etc., algo que los países angloparlantes llaman commodity.

No es coincidencia que las empresas más grandes de tecnología del mundo (IBM, HP, Dell, Novell, Oracle, SAP, etc.) estén adoptando Linux y soluciones de fuente abierta. En realidad significa que han reconocido la viabilidad y el potencial de un modelo donde las aplicaciones básicas son desarrolladas y mantenidas por la comunidad del open source y ellos proveen soluciones específicas sobre esta plataforma. Un ejemplo es la penetración de los sistemas Linux en las máquinas de escritorio. Existen ya varios ambientes de escritorio creados especialmente para el mundo empresarial que ofrecen una atractiva apariencia profesional, herramientas de comunicación y productividad con el poder, flexibilidad y seguridad de los sistemas Unix, respaldados por una sólida oferta de soporte empresarial. Ha sido tal este fenómeno, que incluso Steve Ballmer, Presidente Ejecutivo de Microsoft, ha advertido públicamente el reto competitivo que Linux y el open source representan para Microsoft.

Esta incursión del open source en el mundo empresarial abre nuevas oportunidades de negocios en diferentes escalas y sin límites geográficos. En muchos países ya existe una fuerte demanda de servicios de consultoría, soporte y capacitación para soluciones de fuente abierta. Ésta seguirá creciendo en la medida que más empresas e instituciones descubran el potencial del open source.

Como lo hemos atestiguado, las tecnologías de la información evolucionan a un ritmo vertiginoso. En los próximos años veremos maravillosos avances, lo mismo en hardware que en software; estos cambios abrirán nuevas posibilidades y necesidades. Seguirá existiendo una gran diversidad de aplicaciones, seguiremos viendo nichos muy especializados, pero el open source seguirá tomando fuerza y entrando en casi todas la áreas donde se utilice una computadora. Seguirá innovando y mantendrá esta base de conocimiento abierta para contribuir a la alfabetización tecnológica del mundo.

Referencias

 

Bio

Arturo Martínez es Ingeniero en Computación egresado de la UNAM. Inició su experiencia en software libre con una beca para la conferencia The USENIX Annual Technical Conference 2001 en Boston, Massachusetts. En 2002 empezó a trabajar como consultor para Ximian Inc., hasta que Novell la compró en 2003 y donde ahora hace control de calidad para un prestigiado producto de administración de software en sistemas Linux. Arturo actualmente trabaja en SuSe Linux AG, en Alemania.