fbpx Lo que Pocos Saben sobre CMMI 5 | SG Buzz

Lo que Pocos Saben sobre CMMI 5

Publicado en

Actualmente existen 8 empresas en México reconocidas por el SEI con nivel 5 de CMMI implementado satisfactoriamente y 2 empresas con nivel 4 (sólo el 10% de las organizaciones evaluadas en todo el país). Este resultado se debe a que la mayoría de las compañías ven complicada la implementación de estos niveles debido al poco entendimiento e interpretación de lo que se requiere para definirlos, lo que se refleja en el número de empresas acreditadas.

 Entre los principales factores que auspician la creencia de la dificultad en la implementación de los niveles de alta madurez de CMMI, se encuentran los modelos predictivos. Sin embargo, con una guía adecuada, es posible adoptarlos de forma satisfactoria.

 Los niveles de alta madurez de CMMI consideran la implementación de cuatro áreas de proceso que corresponden a la administración cuantitativa y a la optimización de los procesos. Para llegar a estos niveles, es importante que las empresas cuenten con una base bien definida de los niveles 2 y 3.

 En el nivel 3 de CMMI se definen los procesos y la organización cuenta con un conjunto estándar de procesos que establecen la forma en que opera y que pueden ser ejecutados bajo determinadas condiciones. Por su parte, en el nivel 4, se administra cuantitativamente la organización y controla los procesos mediante estadísticas y otras técnicas cuantitativas con dos áreas de proceso fundamentales: Organizational Process Performance (OPP) y Quantitative Project Management (QPM). Ya en el nivel 5 se optimizan los procesos y la organización mejora continuamente, considerando las causas comunes de variación con las siguientes áreas de proceso: Organizational Performance Management (OPM) y Causal Analysis and Resolution (CAR).

Estrategia organizacional

Los niveles de alta madurez buscan alinear las actividades estratégicas de la organización con las actividades y mediciones de proceso de los proyectos, para lograr una sinergia entre las diferentes áreas y proyectos de una organización. Con base en esa alineación con la estrategia de negocio, la organización aplica esfuerzos de medición estadísticos a los elementos críticos (los denominados subprocesos).

 Uno de los principales retos para las organizaciones que buscan niveles altos de madurez es el tema de la adecuación o reestructuración de parte o todo su sistema de medición debido a que en la mayoría de los casos el sistema actual no soporta adecuadamente los requerimientos de administración cuantitativa de subprocesos críticos de la organización.

Beneficios

Algunas de las empresas mexicanas que han alcanzado los niveles altos de madurez han demostrado:

  • Un mejor control sobre los proyectos que ejecutan, al igual que los gerentes y directores cuentan con más elementos para la toma de decisiones informada.
  • Un mayor sentido a las estrategias de negocio de la organización y con ello, se ha mejorado la participación en las diferentes iniciativas.
  • Mejoras cuantitativas que representan para la organización ahorros substanciales tanto en tiempo, esfuerzo y/o costo. Apoyando de esa manera al logro de los objetivos de negocio y estratégicos de la organización.

 Otro de los beneficios que se obtienen de una implementación de procesos de alta madurez es la generación de un lenguaje común en términos numéricos (cuantitativos) más que en términos cualitativos. Esto permite un mayor entendimiento entre las áreas de la organización.

 Es importante considerar también los beneficios a nivel individual respecto a la madurez que adquieren los administradores de proyectos es importante, ya que muchas de las actividades ejecutadas en nivel 4 son enfocadas a ese rol, pues la experiencia y el uso de datos cuantificables para la administración integrada del proyecto brinda las herramientas a los administradores para controlar y evitar problemas de manera objetiva.

 Finalmente, el resultado de implementar procesos de alta madurez ha ayudado a las empresas a ser puntos de referencia en la industria, y por lo mismo tener mayor participación en el mercado debido a la madurez alcanzada.

 Recomiendo que las empresas evaluadas en CMMI Nivel 2 y 3 continúen su camino hacia la mejora continua, hasta llegar a la institucionalización de los procesos. Contar con una masa crítica de empresas en estos niveles refleja una industria fuerte, lo que puede ser una plataforma para posicionarnos mejor como país en el mercado global.

Bio

Carlos Augusto Gutiérrez Pérez actualmente trabaja en Avantare Consultores en donde se especializa en la implementación de procesos de CMMI en niveles de alta madurez (4 y 5). También ha participado en la implementación de marcos de medición basado en el Acuerdo de Niveles de Servicio (SLA). http://www.avantare.com